Tuesday, July 27, 2004

Once danzas para combatir la migraña

Todavía hace cinco años el primer album de Aqsak Maboul, "Once danzas para combatir la migraña" , era una especie de leyenda incomunicada; el extraño vinil, editado como primer título de la compañía Crammed Discs de Bélgica parecía no haberse grabado nunca, o mejor dicho, parecía definitivamente una música alejada de cualquier referencia. Yo lo mantenía como un tesoro en un cassete Sony de aquellos rojo-rosa de los años setenta, porque me lo había grabado a regañadientes Manuel Valencia, que entre las joyas que me negaba posteriormente se encontraban la edición original de tal disco, así como dos bastante cercanos a la "estética" de Marc Hollander y compañía. Se trataba de Barricade 3 y el Tratado de la Mecánica Popular del dueto Zazou & Racaille.
 
Al aparecer en nuestro entorno el CD recorder, Valencia núnca había querido volver a surcar con aguja alguna esos viniles, lo que nos parecía definitivamente como un acto más que locuaz, una especie de privación masoquista: ¿quién en su sano juicio decidiría no escuchar jamás tan bellas obras? Así que yo mantenía esos cassettes, sonando, año con año, aunque empezaba a ser presa de un extraño nerviosismo por su eventual pérdida, y la idea de la privación me atraía.  Así que en cuanto tuve un quemador de Cd´s opté por "rippear" inmediatamente los tres cassettes, y no sólo eso, regalé mis copias en cinta a DJ Linga y Luis Flores, que no tenían la más puta idea de lo que estaban recibiendo.  Hace un par de años mi amigo Valencia me dijo que había conseguido las versiones en Cd de Barricade... y del Tratado..., respiramos aliviados. Hace un año Crammed reeditó en CD las Once Danzas...así como las obras de Zazou con Bikaye, que ahora disfruto.
 
  Manuel Valencia mantendrá inmaculados sus viniles, aunque ahora que la vida a dado vueltas , podrá verlos autografiados por nuestro héroe, gracias a que a sugerencia mía, será uno de los invitados al festival de arte electrónico Mediarte en octubre próximo; si, Héctor Zazou: my man!